La culminación del viaje sucede cuando nos fundimos de nuevo en Dios, un océano infinito de conciencia y amor. — Sant Rajinder Singh Ji Maharaj